Resultados de la Encuesta CSCAE sobre implantación de sistemas BIM

3. Conclusiones y valoraciones

  • Según los datos de la encuesta BIM realizada por el CSCAE a los arquitectos,  el grado de implantación es aún bajo entre los estudios de arquitectura, sobre todo en oficinas de pequeño tamaño (solo se usa en el 40% de los estudios que han participado en la encuesta).
  • El nivel de satisfacción de los arquitectos que han implantado estos sistemas es alto, por lo que se deduce que se irá incrementando el porcentaje de proyectos que desde estos estudios se realizan con BIM.
  • Sin embargo, la colaboración a través de sistemas BIM con otros profesionales que intervienen en el proceso del proyecto de arquitectura es todavía bajo (apenas un 24%), por lo que la implantación en el conjunto del sector de la edificación se está realizando lentamente. Este dato también se refleja en que la utilización de BIM se realiza principalmente en las fases de proyecto más vinculadas a la concepción y diseño arquitectónico (redacción de proyecto y modelado 3D) y en menor medida en otras fases de proyecto en las que se suele colaborar con otros profesionales (estructuras e instalaciones por ejemplo).
  • Es previsible que el porcentaje de implantación vaya a aumentar a corto y medio plazo, puesto que el 64% de los encuestados tiene previsto recibir formación, principalmente en las herramientas BIM.
  • También hay que destacar el dato de que el 60% de aquellos que no desean, en un principio, recibir formación, acudirían a jornadas técnicas de iniciación a BIM en el caso de que fuesen impartidas de manera gratuita por sus respectivos colegios. Esta disposición es una oportunidad para dar a conocer a los arquitectos las ventajas y oportunidades de la implantación de los sistemas BIM en el ejercicio profesional.
  • Creemos y consideramos que es importante hacer hincapié en las ventajas y mejoras que supone adaptarse a este modelo que permitirá una más rápida y precisa integración de toda la documentación del proyecto y del proceso constructivo, si bien somos conscientes de los temores que hay en el sector de que esto no repercuta en los honorarios finales del arquitecto; esta es una de las líneas que se deberán defender a lo largo estos años de implantación y posterior aterrizaje.
  • Los datos de esta primera encuesta refuerzan la posición institucional del CSCAE en relación al proceso de implantación en España que ha quedado definida en la Declaración BIM aprobada por el Pleno de Consejeros, en la que se señalan las siguientes consideraciones:

La implantación de sistemas BIM es compatible, y se adecua perfectamente, con el modelo profesional del arquitecto español.

La “maqueta digital” resultante de la aplicación de los sistemas BIM refuerza la idea del proyecto único, arquitectónico, recogida en el marco legal vigente en el sector, la Ley de Ordenación de la Edificación.

La implantación de sistemas BIM supone una oportunidad para la mejora de la relación entre todos los agentes de la edificación, en la medida que cada uno realice el esfuerzo de asimilación de los modos de participación que corresponda.

A medio plazo, la mayor parte de los arquitectos españoles realizarán sus trabajos con sistemas BIM. El proceso de adaptación debe realizarse teniendo en cuenta la actual estructura empresarial en el sector de los servicios de arquitectura, con medidas que faciliten el acceso a la formación, equipos, y aplicaciones informáticas, con costes y plazos asumibles.

  • En la defensa de estas ideas que apuestan por la Arquitectura y por el trabajo de los arquitectos, los representantes del CSCAE plantearán las siguientes cuestiones en todos aquellos grupos y foros en los que participen: 

La transposición de la Directiva 2014/24/UE no debe superar los umbrales establecidos por el Parlamento Europeo, y debe incorporar todas las mejoras en la contratación pública relativas a criterios de selección, criterios de adjudicación, ofertas normalmente bajas, concursos y jurados.

La implantación de Sistemas BIM, en los que se están formando las últimas promociones de arquitectos, va a suponer una nueva oportunidad para la mejora de las relaciones entre los diversos agentes de la edificación señalados en la LOE. El CSCAE está elaborando una estrategia formativa coordinada y compartida a nivel estatal, para que todos los arquitectos interesados puedan trabajar en entornos BIM, y, por tanto, acceder a cualquier tipo de futura licitación pública. Los propios arquitectos han manifestado a través de esta encuesta su interés en recibir esta formación a medio plazo.

El método de trabajo en entornos BIM, o similares, posibilita diferentes niveles de definición en las especificaciones técnicas, que conllevan una mayor exigencia en la elaboración de proyectos y documentos técnicos. Esta circunstancia debe ser tenida en cuenta en la determinación de los honorarios de licitación y, en su caso, de adjudicación de los servicios de arquitectura y urbanismo, siendo además esta una de las cuestiones que más preocupa actualmente a los arquitectos.

Los comentarios de los arquitectos encuestados muestran mayoritariamente la preocupación porque el uso de las herramientas adecuadas para trabajar con sistemas BIM exige una importante inversión en equipos, software y formación, por lo que consideramos necesario un programa de ayudas, e incentivos públicos, que equilibre las diferencias en las posibilidades de acceso entre los pequeños estudios y los grandes gabinetes, y posibilite una implantación generalizada de estos sistemas, que a su vez repercutirá en una mejora de las inversiones públicas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información acceda al enlace que se muestra a continuación o cierre esta ventana.